¿Qué busco al elegir una nueva iglesia hogar?

Todos nosotros hemos escuchado que la elección y compra de una casa  es una de las decisiones más significativas  que una persona puede hacer.  En este mundo temporal esto puede ser cierto.  Sin embargo, elegir donde usted y sus hijos aprenderán las cosas de Dios y servirán al Señor Jesucristo tiene ramificaciones  eternas.
Cada semana en el programa radial Gracia a Vosotros recibimos cartas de personas pidiéndonos que les recomendemos una buena iglesia en su área.  Estas solicitudes nos indican tres tipos de personas que están buscando hacer una elección sabia al seleccionar  una iglesia hogar:  aquellos que se han mudado o se mudarán, nuevos creyentes buscando escoger una buena iglesia, y aquellos que actualmente tienen una iglesia que se ha apartado de los principios bíblicos.  Tales circunstancias nos impulsan a considerar lo que realmente es importante en una iglesia.

¿Es ésta iglesia correcta para mí?
¿Cuales son los criterios bíblicos que  necesita tener en mente cuando esta considerando una nueva iglesia?  Vamos a comparar la búsqueda de una nueva iglesia con la de  una nueva casa.  Cuando buscamos una casa, las personas normalmente preguntan, ¿Cuál es el costo?  ¿Es lo suficientemente grande para cubrir nuestras necesidades familiares?  ¿Cómo esta construida?  ¿Que tipo de vecinos hay en ella?  ¿Tiene una atmósfera cordial y hogareña?  ¿Es apropiada para la hospitalidad?  De manera similar, antes de elegir una iglesia como hogar necesita considerar su fundamento, estructura, funcionalidad  y ambiente.
Antes de considerar estos importantes componentes,  por favor recuerda que ninguna iglesia es perfecta.  Algunas iglesias locales pueden estar evidentemente en excelente condición, mientras otras obviamente son sólo apariencia.  Muchas caen en algún sitio entre las dos.  Debes buscar la voluntad de Dios y ser guiado por el Espíritu Santo en la selección de una iglesia.  Además necesitas evaluar como tu familia y tu pueden contribuir a este ministerio, y que no sea solamente otra iglesia, sino una verdadera iglesia hogar.
Investigando su Fundamento
Jesús dijo que el hombre sabio edifica su casa sobre roca y el hombre necio edifica su casa sobre arena  (Mat. 7:24-27).  Cuando las tormentas vienen, la estabilidad del fundamento determina tanto la firmeza como la durabilidad de la estructura.   Cualquiera que sea el caso tanto en la búsqueda de una casa para vivir o una iglesia para adorar, su fundamento es crucial.
Hay cuatro principales componentes que conforman el fundamento de una iglesia local fuerte:
Una apropiada visión de la Escritura.  Cuando investigamos una iglesia potencial como nuestro hogar, debemos poner especial atención en como ésta ve la Biblia.  ¿Creen en la inspiración y la inerrancia de las Escrituras?   ¿Creen que la Biblia es la única regla de fe y practica (2 Tim. 3:16; 2 P. 1:20-21)?
Un Énfasis en la Predicación y la Enseñanza Bíblica.  Observe que tipo de predicación tiene. ¿Es principalmente expositiva, tópica o evangelística en su naturaleza?  ¿Es la dieta principal repetitivos mensajes de salvación cada semana, o están siendo los creyentes alimentados de la Palabra (Hechos 20:27; 1 Tim. 4:13-16; 2 Tim. 4:1-5)?  Debe tener un fuerte compromiso con una alta calidad de enseñanza bíblica.
Una Sana Doctrina. Así como inspecciona la firmeza del fundamento de una casa, de igual manera debe investigar la posición doctrinal de las iglesias que visite.  ¿Cuál es su posición sobre los puntos cruciales de la  fe cristiana, tales como el nacimiento virginal y la deidad de Jesucristo; la depravación de la humanidad, la obra de Cristo en la cruz; su muerte, sepultura, y resurrección corporal; la salvación sólo por gracia a través de la fe; la segunda venida de Cristo; y las ordenanzas del bautismo y Comunión?
Una Practica Doctrinal.  Observe si la iglesia practica las doctrinas que proclama creer y enseñar.  Tal como Santiago dijo a la iglesia en general, “Pero sed hacedores de la Palabra, y no tan  solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos”  (Santiago 1:22; Cf. Lucas 6:46; Juan 13:17).
Examinando su  Estructura
 Una vez que este satisfecho con los aspectos del fundamento de la iglesia, necesita mirar los componentes de su estructura.  Recientemente camine a través de una nueva casa en construcción.  Noté que los postes no estaban verticales, que las grietas no estaban bien cerradas y que las vigas estaban torcidas, quebradas y desiguales.  Aquellos fueron defectos estructurales evidentes en una casa con  un anuncio que decía que estaba siendo construida por ¡“el último de los verdaderos carpinteros”  Los componentes estructurales de una iglesia local no sólo proveen su fuerza, sino también señalan el carácter y dirección de su ministerio.  

Estos componentes incluyen:
El Gobierno de la iglesia.  Busque si las funciones de los líderes de la iglesia están en conformidad con los principios del Nuevo Testamento (1 Timoteo 3:1-13; 5:17-20; Tito 1:4-9; Hebreos 13:7, 17).  ¿Entienden ellos la centralidad de Cristo como la cabeza de la iglesia y Su deseo de gobernar su iglesia a través de una pluralidad de hombres piadosos (Efesios 1:22; 4:15;5:23; Colosenses 1:18; 1 Corintios 11:3)?
La Evidencia de Orden.  El ministerio de la iglesia, incluyendo sus cultos de adoración ó servicios, enseñanza, y administración, deben tener un notorio sentido de orden.  Algunas iglesias exhiben en  sus cultos de adoración mucha falta de planeación tal como una casa con pobre planeación de las habitaciones.  Algunas iglesias manejan y usan los recursos del Señor y  de tal forma que traen vergüenza al nombre de Cristo.   Como Pablo dijo hablando a la iglesia, “Pero hágase todo decentemente y con orden”  (1 Corintios 14:40).
La funcionalidad de las metas y objetivos.  También al investigar una nueva iglesia, busque si el liderazgo tiene algunas metas.  ¿Tiene la iglesia un plan para el progreso y dirección futura?  ¿Tienen en mente métodos específicos para alcanzar esas metas?  Tal como Pablo, nosotros como iglesia necesitamos recordar, “de esta manera corro,  no como a la ventura”  (1 Corintios 9:26).                                               
El Tamaño.  Al  comprar una casa, algunas personas prefieren el calor y  de una casa pequeña en un apacible lugar rural.  Otras prefieren vivir en una estructura grande en una área urbana.  Esto mismo es cierto cuando considera el tamaño de una iglesia.  Algunos cristianos aman el ser parte de  un gran ministerio urbano con cientos o miles de personas.  Otros se sienten perdidos en la vastedad de tal ministerio y se sienten mejor en una congregación pequeña.  De nuevo, encontrar su lugar en el cuerpo de Cristo requiere la dirección del Espíritu Santo en su vida.
Mirando Como Funciona
Cuando  está satisfecho que el fundamento y la estructura son lo que deben ser, el  comprador de casa sabio  entonces mira cuan funcional es la casa.  ¿Cumple con el propósito para el cual fue diseñada?  ¿Llena las necesidades de la familia?
Cuando observe como funciona la iglesia, busque un énfasis en la adoración a Dios. Vea si los líderes enfatizan la importancia de honrar y glorificar a Dios en todas las cosas (1 Corintios 10:31; Colosenses 3:17).  También observe el envolvimiento  de los miembros.  ¿Ellos ejercen sus dones entre el Cuerpo de Cristo (Romanos 12.3-8; Efesios 4:11-13; 1 Pedro 4:10-11), ó ellos esperan que el pastor haga todo?
¿La iglesia enfatiza el evangelismo como una de sus funciones primarias?  ¿Son las misiones domesticas y foráneas una parte importante de su ministerio (Mateo 28:19-20; Marcos 16:15; Hechos 1:8)? ¿Qué hace en cuanto al discipulado?  ¿Ve a los miembros y  líderes de la iglesia buscando hacer discípulos y reproducirse  en las vidas de otros (2 Timoteo 2:2;  Tito 2:3-7; Mateo 28:19-20)?
Una iglesia local fuerte está marcada por el amor.  ¿Mira en los miembros un genuino cuidado los unos por los otros?  ¿Ellos ministran las necesidades unos de los otros? 
El liderazgo de la iglesia que elijas debe estar comprometida con la enseñanza y mantenimiento del diseño de Dios para la familia (Efesios 5:22-6:4; Colosenses 3:18-21; Tito 2:1-8; 1 Pedro 3:1-7).  ¿Las actividades de la iglesia contribuyen ó perjudican el fortalecimiento de la familia?
Revisando su Ambiente
Si ha estado alguna vez buscando una casa, sabe  lo que le gustaría encontrar alrededor del lugar y sentir en su atmósfera.   Esta puede ser fría y sombría ó cálida y agradable.  Esta  puede tener  un sentir hogareño ó puede ser impersonal, casi como un museo.
Sin duda alguna  ha tenido alguna experiencia similar cuando asististe a algunas iglesias. Ciertos factores observables contribuyen en la composición de la atmósfera de una iglesia local.  Estos componentes del ambiente  son manifestados usualmente en actitudes.
Una Visión Sublime de Dios
Proverbios 10:9 dice, “El temor de Jehová es el principio de la sabiduría.”  Debe ser notorio que las personas, desde el liderazgo hacia abajo, se enfocan sobre la gloria y majestad de Dios.  ¿Ellos toman a Dios seriamente y exaltan a Él en todo lo que ellos hacen?  Su visión de Dios afectará cada aspecto de su vida y ministerio.  Pregúntese si Dios es el centro de su adoración ó si ellos están preocupados los unos con los otros ó consigo mismos.
La presencia de una Fe Sincera. 
¿Es notable que la vida de la iglesia opera por fe?  Estas las personas confiando en Dios (Hebreos 11:1, 6; Efesios 3:20; 2 Corintios 5:7; 1 Tesalonicenses 5:24)?
Un espíritu de Sacrificio
¿Puede ver que los miembros de la iglesia están dispuestos a sacrificarse a si mismos y sus posesiones para avanzar el reino de Dios (Romanos 12:1; 2 Corintios 8:3; Mateo 6:33)?  ¿Siente que ellos podrían sacrificarse a sí mismos por algún otro (Filipenses 2:3-4; Juan 15:13; Efesios 5:1-2)?
Actitudes apropiadas hacia el Pastor y  Otros líderes.
Converse con las personas, sea sensible para ver como ellos se refieren a sus líderes.  ¿Ellos aprecian y estiman al Pastor y otros líderes “que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra” (1 Tesalonicenses 5:13)?  ¿Están al tanto de ellos dándoles su apoyo espiritual, emocional y material ( 1 Timoteo 5:17-18; Hebreos 13:7, 17)?

¿Soy Correcto para esta iglesia?
 Nosotros hemos observado los fundamentos, estructura, funcionalidad y los componentes ambientales de una vital y saludable iglesia local.  Ahora examínate a ti mismo y pregúntate,  ¿Hay oportunidades aquí para servir y ejercitar mis dones espirituales?  ¿Este cuerpo local tiene una necesidad que por la capacitación de Dios puedo llenar?¿Estoy dispuesto a recibir lo que la iglesia pueda hacer por mí, como también a hacer lo que pueda para servir al Señor en esta iglesia?  ¿Estoy dispuesto a dar de mi tiempo, dinero, energía y oraciones para contribuir al éxito de esta iglesia (Marcos 12:30; Romanos 12:1)?
Una casa no es un hogar hasta que todos los miembros de la familia contribuyen a su bienestar.  Solamente cuando cada  uno de los miembros en la familia de Dios ejercita los dones que  Dios les ha dado, los hijos de Dios se sentirán en casa en Su iglesia.  La decisión que haga respecto a la iglesia a que asistirá afectará su vida  espiritual y las vidas de sus hijos.  De hecho, las decisiones que hagas ahora repercutirán en  tus descendientes y las generaciones por venir.  Esta es una realidad sensata.
Recuerde que ninguna iglesia llenará perfectamente todos estos criterios. No hay iglesia perfecta.  También recuerda que cada iglesia tendrá su propia y especial combinación de las características que hemos examinado.  La clave es encontrar una iglesia que las tenga en un apropiado balance o equilibrio, no sobre enfatizando alguno ó desestimando otros.  Un ministerio equilibrado es un ministerio controlado por el Espíritu.  Si encuentra una iglesia que posea la mayoría pero no todas las características que hemos mencionado, no la deje inmediatamente.  Considera que de alguna manera Dios quiere usarle para ayudar a mejorar ese cuerpo local conforme ejercite sus particulares dones espirituales.
La elección de una iglesia hogar es una de las decisiones más significativas que pueda hacer- una que tiene alcances en la eternidad. Espero que  cada uno de nosotros gaste al menos el tiempo y esfuerzo suficiente en hacer esta decisión, como el que le llevaría para decidir por su morada terrenal.

Tomado de: Una Nueva Iglesia Hogar. Mike Fitzhugh (Grace to You member). Traducido por Ed Osuna.