¿Es el mundo de la moda el enemigo implacable de la modestia en el vestir?  La señora Pia Catton considera ésta cuestión en un ensayo de los más interesantes publicados en la edición actual de  En Carácter (In Character).  En su ensayo“Vistiendo para la ocasión: ¿Cuándo el Glamur es una moda errada?,”  sostiene que la modestia ha sido sacrificada en la impetuosa urgencia por imitar la cultura juvenil.


De su ensayo:
La relación entre moda y modestia parece ser directa, incluso inmutable. La moda es la constante enemiga de la modestia. La primera busca llamar la atención, notarse y ser comentada. La última, por el contrario, es el rechazo de tal teatralidad.  La modestia en el vestir de una misma es lograda  considerando la ocasión, el  gusto y la economía.



            Siguiendo:
            Esto no fue siempre así. La modestia en el vestir recibió un duro golpe en la mitad del siglo veinte, cuando la moda se apartó de la mujer y abrazó a la adolescente. Este cambio significó que a la moda respetable, se le añadió  un toque de sensualidad lo cual dio paso a una moda descaradamente sexual. La forma más fácil de ver este cambio es mirar la ropa que vestían en las películas de las décadas de  1940 y  1950. En la película La Mujer del Año (The Woman of Year) (1942), la actriz Katharine Hepburn actúa como una llamativa  periodista quien viste en faldas y sacos  sastre.   En el drama de la película ella muestra palpablemente aun dentro de la sala de redacción del periódico el orgullo y la competitividad.  ¿Es esta periodista modesta?  En realidad no. No es una flor delicada y definitivamente no es sutil.  Cuando el galán protagonista de la película Spencer Tracy deja el sombrero en su apartamento, ella se lo envía de vuelta a él -en frente de todos en la oficina del periódico- en una caja de sombreros gigante.   Sin embargo,  mientras se comporta intrépidamente, llamando la atención en sus actitudes sensuales, su modo de vestir nunca es indecente. En esta película, Katharine Hepburn es el detonador para el cambio de la modestia a la inmodestia por su comportamiento y actitud, no porque su falda sea demasiada corta.

Además escribe:
¿Qué paso con todo el refinamiento? Aconteció el terremoto juvenil -losBeatles y Twiggy.[i] Y a partir de ese crisol surgió la minifalda, una de las piezas de ropa menos modesta que pueda seguir siendo usada en público. Las minifaldas son inmodestas ó impúdicas ya que están diseñadas para mostrar las piernas. Una tiene que tener las piernas de casi una adolescente para vestirlas, o sea bien formadas y torneadas.  Las minifaldas atraen al ojo casi magnéticamente.  Y cuando se usan sin medias o mallas, revelan mucho de la piel. 
Conforme la moda siguió inspirándose en la cultura juvenil, la exposición de la piel llegó a ser simplemente parte del programa. La exposición de la piel alcanzó su más alto (o mejor dicho bajo) punto en el año 2000, cuando la cantante y actrizJennifer López vistió obscenamente un vestido  verde, corto y sumamente escotado de Versace en los Grammy Awards.  Ella se miraba impresionante, pero no era Kate Hepburn
 A pesar de estos desnudos completos hay ocasiones en que el cubrirse se espera.  A veces, las reglas están claramente escritas.  En algunas iglesias las blusas o camisetas sin mangas y shorts no se permiten, sin duda en conformidad con lo que la Biblia tiene que decir en Primera de  Timoteo.  En otras ocasiones, la seriedad de la situación tiene sus propias reglas no escritas.  Presentarse en una Corte Legal tiende a forzar a las celebridades vestidas más inmoralmente a usar algo modesto.  Un ejemplo para el caso: La rapera femenina Lil´ Kim cambió sus habituales  pasties[ii]  y minifaldas en  trajes sastres conservadores cuando compareció en el Juzgado por perjurio y conspiración. (Más tarde fue condenada y enviada a prisión).

La recuperación de la modestia personal es responsabilidad de todos los cristianos- y la modestia en el vestir es una parte ineludible de esa recuperación.

La Sra. Catton ha escrito un ensayo muy reflexivo y revelador. Ella de manera correcta une la virtud de la modestia con la humildad.  Describe la modestia como “una lección muy digna de aprender”.  Del mismo modo, su ensayo es algo digno de leerse.[iii]
Traducido  por Ed. Osuna de:
Modesty and Fashion — Sworn Enemies? Tuesday, May 30, 2006.  en

[i]Su nombre verdadero es Lesley Hornby, a principios de 1966  se encontró impulsada a sí misma a las alturas de la fama internacional, como la primer supermodelo del mundo.  A la edad de 17años, Twiggy fue uno de los rostros más famosos del planeta. http://www.twiggylawson.co.uk/index.html
[ii] Pasties son cubiertas adhesivas aplicadas para cubrir las partes más intimas de la mujer.    
[iii]  Para leer el ensayo en inglés vaya a:http://archive.incharacter.org/article.php?article=57