Una Visión de la Complementariedad Bíblica





Cuando la Biblia nos enseña que el hombre y la mujer cumplen diferentes roles o funciones en relación uno con el otro, encargado al hombre un rol único de liderazgo, ésta diferenciación no se basa en normas culturales temporales sino en hechos permanentes de la creación. Esto es visto en 1 Timoteo 2:11-14 (especialmente vv. 13-14). En la Biblia, los roles diferentes para el hombre y la mujer nunca son trazados a la caída del hombre y la mujer en el pecado. Sino más bien el fundamento de esta diferenciación es trazado más atrás, al jardín del Edén antes de que el pecado dañara nuestras relaciones. La diferenciación de roles fue corrompida, no creada por la caída. Estos roles fueron creados por Dios. 

Entonces, esto me conduce a intentar al menos una definición parcial de masculinidad y feminidad. Esto es un negocio riesgoso. Cada palabra que escojamos pudiera ser malentendida. Los lectores no sensitivos pudieran llegar a conclusiones acerca de las implicaciones prácticas que no están implicadas. Sencillamente ruego por la aplicación de este gran principio de la buena crítica: Antes de evaluar una posición del autor, pronuncia un entendimiento de este en una forma que el autor pudiera aprobar.


Pudiera recomendarte las siguientes descripciones de masculinidad y feminidad para consideración. Será muy importante leerlas a la luz de subsecuentes comentarios. Estas no son descripciones exhaustivas de todo lo que la masculinidad o feminidad significan. Pero están planeadas para alcanzar tanto a gente casada como soltera. Aun cuando ilustro la masculinidad y feminidad en la dinámica de las relaciones matrimoniales, espero que la gente soltera también pueda encontrar una aplicación para otras relaciones. Las definiciones no son exhaustivas, pero tocan todo de nosotros. Son un intento para llegar al corazón, o al menos a un aspecto indispensable de la masculinidad y feminidad.

Masculinidad
En el corazón de una masculinidad madura,
esta un sentido de
responsabilidad benevolente
para liderar, proveer y proteger a las mujeres
de formas que sean apropiadas
en las diferentes relaciones del hombre.

Feminidad
En el corazón de una feminidad madura,
esta una disposición libre
para afirmar, recibir y nutrir la fortaleza y liderazgo
de hombres dignos
de formas que sean apropiadas
en las diferentes relaciones de la mujer.
Extracto tomado de: 
Recovering Biblical Manhood and WomanhoodA Response to Evangelical Feminism. Wayne Grudem and John Piper.
Traducido por: Ed Osuna